¿Puede un político menospreciar a quien pretende representar?

| 17 Julio, 2017
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Pepa Luzardo cultura

Ya se empieza a hablar en los mentideros de que Pepa Luzardo se posiciona como próxima Consejera de Cultura del Gobierno de Canarias. Para ello está utilizando los ‘medios que tiene a su alcance’ y la técnica es ir desprestigiando y cuestionando el trabajo del talento canario y adelantar medidas tan democráticas como anular el libre concurso para el cargo de dirección del FIMC.

Hablamos de la misma Pepa Luzardo que en las elecciones municipales de 1995 volvió a ser elegida Concejala del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y pasó a ser Primera Teniente de Alcalde encargándose entonces de la Concejalía de Cultura, Turismo y Carnaval de la capital grancanaria.

La misma Pepa Luzardo que en esos años miró para otro lado y no dijo ‘esta boca es mía’ en referencia al FIMC mientras el agujero del Festival hacía naufragar al SOCAEM y el cargo de director se entregaba ‘a dedo’ para que continuara siendo el mismo patio particular.

La misma Pepa Luzardo que ha cuestionado públicamente, hace tan solo unos días, la colaboración de la canaria Marina Hervás en el Festival mientras que en ese preciso instante la Universidad Autónoma de Barcelona le daba a la gran musicóloga un Sobresaliente Cum Laude por su doctorado.

La misma Pepa Luzardo que ahora afirma que un miembro de la Comisión Asesora del FIMC ha pasado la segunda fase del concurso para director del mismo sin saber que, según el reglamento de funcionamiento de la Comisión Asesora del FIMC, es totalmente falso porque:

  1. Ninguna de las personas nominadas de libre designación se han presentado al cargo, por lo que no puede haber pasado ninguna fase del concurso a director del FIMC
  2. Los vocales natos no son personas físicas sino formas jurídicas, y ninguna forma jurídica se ha presentado al cargo
  3. Puede que se confundiera porque algún presidente de las formas jurídicas nominadas como vocales natos se ha presentado y que pensara que siendo presidente sería esa persona la que la asociación designara para las reuniones siempre… ¡Pero si fuera así, han sido dos los que han pasado inicialmente a la segunda fase y no uno como afirma!

¿Cómo es posible que aspire al cargo una persona que cuando tuvo la posibilidad de solucionar la cuestión de la cultura en su ciudad fue incapaz y que miró para otro lado ante los problemas endémicos del Festival?

¿Cómo puede ni pasársele por la cabeza a alguien con dos dedos de frente pretender ser Consejera de Cultura mientras ningunea públicamente a nuestros profesionales que obtienen doctorados con Cum Laude?

¿Cómo puede una persona pensar en ser nuestra Consejera cuando ni se ha molestado en mirar el reglamento de la Comisión Asesora del FIMC y por el contrario se dedica a verter dudas en los medios sobre nuestros profesionales y representantes legales que se dejan la piel día a día por la cultura en las Islas y que solo pretenden competir en justa lid por un cargo cultural de utilidad pública?

¿De verdad que vale todo en la política, incluido el menospreciar a quien pretendes representar?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Etiqueta: , , , , ,

Categoría: FIMC, Breves FIMC, Juan Sinmiedo, Canarias, Música

Los comentarios están cerrados

banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies